Gino Germani, un sociólogo que analizó los cambios sociales

miércoles, 2 de marzo de 2011

Imprimir artículo

La publicación del libro “Gino Germani, la sociedad en cuestión” revaloriza la vida y obra del fundador de la carrera de sociología en la Universidad de Buenos Aires.

En el campo de las ciencias sociales el nombre de Gino Germani es sinónimo de investigación empírica y construcción de espacios institucionales para su realización. Nacido en Roma, se estableció en la Argentina en 1934 -con 23 años de edad- y se involucró de lleno en la vida política, social y académica del país.

En 1955 fundó la carrera de sociología en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en 1966, poco antes del golpe del general Onganía, se marchó a la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, para luego trasladarse a la Universidad de Nápoles.

Con el propósito de revalorizar la obra del sociólogo italiano fue publicado “Gino Germani, la sociedad en cuestión”, un libro editado por el Instituto de Investigaciones Gino Germani (IGG) de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), con el auspicio de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional.

La publicación “apuesta a recuperar la obra de Gino Germani para los investigadores de hoy y del mañana. Germani personificó el desafío de construir el campo de las ciencias sociales en la Argentina de mediados del siglo XX. Sus estudios e investigaciones delimitaron la sociología como campo disciplinario en permanente diálogo con otras disciplinas de las ciencias sociales y las humanidades. Pese al paso del tiempo y el desarrollo de las ciencias sociales en la región, revisitar su obra sigue siendo relevante para analizar el mundo de hoy”, afirman en el prólogo del libro el doctor Julián Rebón, director del IGG y la doctora Carolina Mera, ex-directora de ese mismo instituto.

“Germani ha sido una figura polémica. En su época fue objeto de las más diversas y contradictorias pasiones y definiciones, como ser catalogado al mismo tiempo como comunista por los servicios de inteligencia y pro-imperialista por sectores de la izquierda y del nacionalismo. Asimismo, su determinación en la construcción de una sociología científica fue menospreciada por “cientificista” por muchos de quienes se resistían –y se resisten– a la posibilidad de intentar poner a prueba de modo empírico sus especulaciones sobre el funcionamiento y construcción del orden social”, señala el doctor Rebón quien también se desempeña como investigador del CONICET y profesor de la UBA.

Germani se destacó por ser uno de los principales artífices de la institucionalización de las ciencias sociales en el país. “Probablemente, la creación de la carrera de sociología de la Universidad de Buenos Aires fue su empresa más importante en esta dirección. Esa creación se articula al desarrollo del Instituto de Sociología, antecesor del IGG. Esa fecunda experiencia de vinculación entre investigación y docencia fue el semillero de toda una generación de cientistas sociales que le darán a la sociología Argentina un lugar destacado en toda Latinoamérica”, destaca Rebón.

Con el mayor rigor científico disponible en su época, Germani se abocó a responder los interrogantes sociales y políticos que su propia experiencia de vida y el momento histórico le formulaban, afirma el sociólogo. Y agrega: “Heredero de los valores de la ilustración Gino Germani procuro en muchos de estos trabajos desentrañar los obstáculos sociales para su realización. Su biografía intelectual está marcada por su biografía política, en particular por su temprana militancia antiaautoritaria.”

El libro incluye textos emblemáticos de la obra de Germani seleccionados y comentados por especialistas de diferentes áreas. En su mayoría, los investigadores responsables de la selección de los textos han compartido espacios de formación, investigación y debate político e intelectual con el científico italiano. En sus casi 700 paginas se abordan temas, conceptos y modos de investigación que siguen siendo vigentes y que giran en torno a temas tan diversos como la estructura social, los procesos de modernización y secularización, los movimientos nacionales-populares, la tensión entre la democracia y el autoritarismo y los desafíos metodológicos en la construcción de conocimiento. La obra incluye también bosquejos biográficos del sociólogo italiano.

En los últimos tiempos la sociología se ha desarrollado de manera significativa expandiendo y consolidando espacios profesionales, convirtiéndose la actividad de los sociólogos en insumos del sector público, de la empresa privada y de las organizaciones civiles y sociales. “Al mismo tiempo los resultantes de su desarrollo investigativo enriquecen los debates de nuestro tiempo. Por ejemplo, recientes investigaciones de nuestro Instituto aportaron en los debates de la ley de matrimonio civil y de salud mental. También en los juicios por crímenes de lesa humanidad o en la discusión sobre las consecuencias ecológicas y sociales del actual modelo de producción agrario. No obstante, creo que aún estamos en una etapa primaria de nuestro aporte social”, subraya Rebón. Y continua: “Cada vez más los principales problemas de la humanidad son sociales. Nuestras principales fuentes de miedo, ansiedad y hostilidad nos refieren a la acción de otros, o de nosotros mismos, que no logramos controlar. En este sentido la construcción de conocimiento para enfrentar estos problemas no solo es deseable sino también necesaria. Sin embargo, lo dominante en la discusión en la esfera pública sigue estando muy anclado al sentido común, en nuestra relación irreflexiva y espontánea con el mundo. Esto es mucho más marcado en el campo de lo social que en el de la naturaleza.”

Si bien a ningún periodista se le ocurriría consultar como opinión autorizada para explicar la rotación del planeta a un personaje de la farándula, esto si sucede en el campo de lo social, donde día a día escuchamos opiniones de personajes de distinto tipo que nos explican cómo resolver la ‘inseguridad’ o la violencia entre otros problemas sociales. Esta dominancia se puede ver, por ejemplo, en los debates políticos, aún hoy cuando las ciencias sociales han mostrado que lo social no es la adición volitiva de individualidades preexistentes sino un sistema de interacciones. Los relatos dominantes están tentados, de modo recurrente, a reducir los procesos políticos a la intencionalidad o atributos sicológicos de individuos”, destaca Rebón.

Fuente: Agencia CyTA
 

IMPORTANTE!!!El Educacional, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, El Educacional se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

UTN - Paraná

UTN Córdoba

UTN - Reconquista

UTN - La Rioja

UTN - Mendoza

UNL - Noticias

UTN - Tucumán

UNL - FBCB

Ediciones Impresas de Hoy

 
 
 

AprenderGratis.com

Con Un Click

Sección Deportiva

Suscripición FEMIBASQUET

Suscribirse a Femibasquet

Patrocinado por ar.groups.yahoo.com

Sección Informática y Nuevas Tecnologías