Desarrollan un nuevo método para la "detección automática" de plagios de texto

miércoles, 13 de abril de 2011

Imprimir artículo

A diferencia de otros modelos existentes, el método desarrollado desde el Laboratorio del NLE de la Politécnica de Valencia tiene la ventaja de ser robusto cuando se enfrenta a lenguas poco relacionadas sintácticamente



Expertos del Laboratorio de Ingeniería en Lenguaje Natural (Lab NLE), integrado en el Grupo de Ingeniería del Lenguaje Natural y Reconocimiento de Formas (ELiRF) de la Universitad Politécnica de Valencia, han desarrollado un nuevo método para la detección automática de textos plagiados y, en concreto, de plagio traducido. Este trabajo ha sido publicado recientemente en "Languages Resources and Evaluation Journal".

“En nuestros días, el problema del plagio, en particular el de texto, se ha incrementado debido al fácil acceso a grandes fuentes de información a través de medios electrónicos. Desafortunadamente, su detección es prácticamente imposible de forma manual. Por ello, es importante desarrollar mecanismos automatizados que permitan realizar la tarea de detección de plagio y así combatir la creciente tentación de plagiar desde la Web”, apunta Paolo Rosso, investigador del Lab NLE.

Junto a Alberto Barrón-Cedeño, estudiante de doctorado de la UPV, Paolo Rosso trabaja actualmente en el desarrollo de tecnología y aplicaciones para la detección automática de plagio y concretamente de plagio traducido, por ejemplo cuando la fuente está escrita en inglés y el plagio está en castellano o valenciano.

“El plagio traducido se hace más frecuente cuando la información que se busca no está disponible en la Web en el idioma materno, por ejemplo el valenciano. Si la detección de plagio en una misma lengua es de por sí complicada, ya que una persona puede modificar el texto original, cuando esta modificación implica un cambio de lengua la dificultad es aún mayor. Pocos son los métodos que han sido desarrollados para abordar este tipo de plagio”, explica el profesor Rosso.

Los investigadores de la UPV han desarrollado uno de estos métodos, que se basa concretamente en modelos de traducción estadística. Estos modelos “aprenden” cuáles son las potenciales traducciones de un texto de un idioma a otro a partir de grandes colecciones de documentos.

“Con lo aprendido es posible calcular la similitud entre textos escritos en distintos idiomas y, si esta similitud es muy alta, se puede sospechar de la existencia de un caso de plagio traducido”, apunta Alberto Barrón-Cedeño.

“El objetivo es proporcionar la evidencia necesaria para que un experto tenga las mejores condiciones posibles para tomar una decisión final respecto a si ha habido o no plagio”, añade Paolo Rosso.

Fuente: Universidad Politécnica de Valencia

IMPORTANTE!!!El Educacional, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, El Educacional se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

UTN - Paraná

UTN Córdoba

UTN - Reconquista

UTN - La Rioja

UTN - Mendoza

UNL - Noticias

UTN - Tucumán

UNL - FBCB

Ediciones Impresas de Hoy

 
 
 

AprenderGratis.com

Con Un Click

Sección Deportiva

Suscripición FEMIBASQUET

Suscribirse a Femibasquet

Patrocinado por ar.groups.yahoo.com

Sección Informática y Nuevas Tecnologías